Necesito hacer una reforma integral, me pongo ha investigar en páginas de decoración por internet y las redes sociales. Solo llevo una tarde y ya no sé que hacer porque me gusta todo y no sé cómo quedaría en mi casa. Recuerdo que antes de pensar en esto debería buscar a alguien que llevara el proyecto adelante. ¿De quién me fío?, ¿Pregunto a amigos y familiares?, ¿Entenderán los profesionales lo que busco?, ¿Cuánto me costará?…

Preguntas, preguntas y más preguntas

La reforma integral es algo que causa mucho estrés a las personas que la necesitan. Normalmente, se asocia con retrasos y mucho gasto, pero no tiene porqué ser así. Te explicamos los 5 pasos a seguir para que tu reforma no te cause ningún problema.

 

1. Anota tus necesidades y prioridades

Antes de investigar en blogs de decoración debes coger un bolígrafo y un papel y recorrerte tu casa. Anota las necesidades que encuentras y qué mejoras te gustaría incluir en la reforma. No hace falta que pienses en soluciones, de eso se encargarán los profesionales que contrates. Una vez planteadas las necesidades, debes añadirle una prioridad a cada una de ellas. De esta manera, si surgen imprevistos en el presupuesto o el tiempo de la reforma, podrás decidir rápidamente cómo actuar sin remordimientos.

 

2. Busca a los profesionales

Cuando ya sabes lo que buscas, comienza la búsqueda de profesionales que pueden llevar a cabo tus sueños. Pregunta por todos lados, a familiares y amigos, y utiliza plataformas de internet como Homify para encontrar profesionales en tu zona. Investiga en sus páginas web, qué proyectos han realizado, qué empresa te entra por el ojo (el ojo nunca falla) y lee las opiniones de otros clientes. Tras las indagaciones pertinentes, escoge a las 3 o 4 empresas que más te hayan gustado.

 

3. Pide presupuestos y compara

Contacta con las empresas seleccionadas y pídeles un presupuesto. La rapidez con la que gestionen esta etapa las empresas es clave para conocer su manera de trabajar. Si te citan pronto, llegan puntuales y mandan un presupuesto rápidamente, suelen ser una empresa seria que cumple los plazos.

Consejo: No te fíes de ninguna empresa que te mande un presupuesto sin antes haber visitado tu casa. Suelen ser presupuestos estándar, que luego no tienen nada que ver con la realidad.

A la hora de comparar, no te quedes solo con el precio. Existen muchos otros factores que pueden ser fundamentales al tomar esta decisión.

 

4. ¿Cómo elegir el profesional adecuado?

Toca elegir con qué empresa vas a comenzar la reforma integral. Tomar esta decisión no es tarea fácil ya que es la más importante que tomarás durante este proceso. Por tanto, ten en cuenta estos 3 consejos para no equivocarte:

  • El feeling es muy importante. Debes sentir que hay buena comunicación y que incluso en momentos más estresantes de la reforma vas a poder compartir tu opinión y se te va a tener en cuenta. No tengas miedo de decir que algo no te gusta.
  • Confianza, es muy importante confiar al 100% en la empresa que escojas. En ese momento lo único que ocupa tus pensamientos es la reforma de tu vivienda o local y quieres que todo salga bien. Debes confiar en que el proyecto está en buenas manos.
  • Que se encarguen de todo. Cuando hay una reforma a la vista, esto suele suponer mucho papeleo (permisos de obra) y puede resultar un incordio. La empresa está continuamente realizando este tipo de trámites, por lo que es interesante contratar este servicio para que no te suponga un problema extra.

Además, fíjate en tres elementos clave del presupuesto: la validez de este (es muy común, que después de cierta fecha el presupuesto deje de estar en vigor), Materiales que se emplearán (vigila los materiales de gran valor) y las garantías que te da la empresa.

 

5. Firma siempre un contrato antes de comenzar una reforma

Algo que no todo el mundo hace y que te libra de posibles malentendidos futuros. Una vez escogida la empresa, firma un contrato en el que se especifique todo: importes, plazos de la reforma, seguros y garantías, permisos y licencias necesarias, calidades de los materiales y responsables. El contrato debe ser lo más concreto y completo posible.

Una vez firmado el contrato, y cuando comience la reforma no olvides tener mucha PACIENCIA y PARTICIPAR. Da tu opinión y dí lo que no te gusta. Están construyendo tu sueño y tiene que quedar perfecto.

 

 

 

Foto de Personas creado por freepik – www.freepik.es

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Si te ha gustado este artículo, te encantarán nuestras newsletter con contenido premium solo para ti ;)

¡Gracias por suscribirte a nuestra newsletter!