Con los cambios de estación siempre apetece hacer algo diferente en nuestra vida, ya sea comprar ropa nueva, empezar a estudiar, re-decorar la casa o hacer una reforma… Todos estos cambios nos aportan positividad y motivación haciendo que nuestra calidad de vida mejore considerablemente.

“Porque no hay nada más especial que estar en tu propia casa sintiéndote como un dios.”

En este artículo, vamos a centrarnos en la mayor de las actualizaciones que puedes hacer en tu hogar; una reforma. Por eso, quiero mostrarte las claves para decorar tras una reforma.

Estudia la arquitectura del espacio

Si acabas de reformar contarás con un espacio más funcional y preparado para tu nueva vida. Lo ideal sería que antes de reformar ya tengas una idea de cómo será el resultado final con el mobiliario colocado (o al menos las piezas grandes). En este artículo Reformas Loema te habla de los beneficios de reformar tu casa , por si estás considerando esta opción.

Si tu espacio ya está reformado, para poder decorar bien, tienes que tener en cuenta la situación de los enchufes, si hay columnas, las ventanas y puertas… Todos estos elementos te ayudarán a ver cómo se organizarán los muebles y tu forma de moverte en ese espacio, dándote la distribución ideal.

La luz es muy importante

no solo la natural (las ventanas) si no la artificial también. Normalmente colocamos una lámpara de techo y alguna otra lámpara en una mesa y damos por terminado este punto.

No estoy diciendo que esté mal, de hecho, es el tipo de iluminación más sencilla que existe. Y a partir de esa base podemos agregar más luminarias que aporten funcionalidad y calidad a nuestro estilo de vida. En este video hablo más en detalle sobre la iluminación y los diferentes tipos de luces que hay.

Aquí lo importante es cómo vas a utilizar ese espacio porque la actividad que realizas en él te dará pistas sobre la iluminación. No es lo mismo un dormitorio que necesita una iluminación más suave que un despacho o el salón donde nos reunimos con la familia.

Todos tenemos un estilo personal

Podemos reflejarlo en la decoración. Antes de comprar nada, tienes que buscar inspiración. Ver muchos diseños y decoraciones hasta dar con los elementos y piezas que sí o sí quieres y necesitas.

Tienes las revistas de decoración, pero yo te recomiendo Pinterest ya que puedes hacer búsquedas más específicas.

Y por último saber combinar tanto colores como texturas

Tienes que saber la paleta de color que utilizarás en tu nueva decoración. Es muy sencilla de hacer, suelen ser entre 3 y 5 colores máximo.

-Necesitas uno o dos colores base (neutrales como gris, blanco, negro o tonos arena)

-Añade un color principal que destacará sobre el resto

-Utiliza un tono suave o clarito del mismo color principal para ayudarte a combinar todo

-Si quieres añade otro color diferente para dar contraste y ya tendrías la paleta de color según tus gustos.

Y en cuanto a las texturas, me refiero al material del que estén hechos los muebles y por supuesto al textil como cortinas, cojines y alfombras. Toda esta mezcla hará que tu casa brille al 100%.

Post escrito por Patricia, interiorista en decoración Patri Blanco. Puedes seguirla en sus redes sociales; YouTubeInstagram o Twitter.