Bernabéu

3 meses

50 m2

Barrio Salamanca

1,5meses

75

La reforma integral de este proyecto estaba orientada a conseguir la transformación de un piso ubicado en un edificio antiguo de los años 30, en la zona del Bernabéu, en Madrid.

En cuanto a la estructura de este proyecto, se demolió tabiquería para conseguir crear un espacio más amplio y luminoso. Al demoler los tabiques nos encontramos con una  columna de carga que no pudimos eliminar. Esta columna  era de hierro y para que encajase en el diseño del piso, se revistió de pladur y se pintó de blanco.

Se levantó el suelo de toda la casa y al levantarlo encontramos suelo de cerámica. Tuvimos que picar el suelo, poner una capa de cemento para nivelarlo y una vez nivelado, se colocó tarima flotante en toda la casa menos en el baño.

Por otro lado, se colocaron falsos techos de pladur para incorporar iluminación halógena y se construyó una doble altura en el techo de la cocina para poder colocar iluminación led.

Se pintaron las paredes y la puerta de la entrada y se cambiaron las ventanas.

En cuanto a la electricidad, se realizó una nueva para conseguir una mejor iluminación de la vivienda, ya que había un único punto de luz en cada estancia.

El espacio de la vivienda se encontraba compartimentalizado en las diferentes estancias. El piso contaba con un pequeño salón, dos habitaciones, una principal  y una pequeña que estaba utilizada a modo de sala de estar, una cocina y un baño.

En cuanto a la distribución, el único cambio que se llevó a cabo es que se incluyó parte del baño en el dormitorio principal, reduciendo su espacio. De esta forma, ganamos espacio en la cocina, una mejor distribución del dormitorio principal y un baño más amplio. 

Con el objetivo de ampliar el salón, se movió el tabique que comunicaba esta estancia con el dormitorio pequeño. 

La cocina se encontraba cerrada y muy desaprovechada. Para ganar espacio y una mayor facilidad de acceso a esta estancia, se construyó una cocina abierta al salón y con puertas correderas al dormitorio principal. Además, se llevó a cabo una nueva distribución de la misma con el objetivo de poder incluir espacio de almacenaje, lavadora, lavavajillas, horno, placa, campana y frigorífico en un espacio de tan solo 4m2. 

Además de conseguir añadir todas estas funcionalidades a la cocina, pudimos añadir una pequeña barra, ya que no había manera de ubicar una mesa de comedor en el piso, por su reducido tamaño.

Siguiendo con el baño, se rediseñó por completo y se volvió a hacer toda la fontanería.

El dormitorio pequeño, se diseñó de tal forma que pudiese convertirse en un estudio en caso de teletrabajo

En la reforma también se llevó a cabo el diseño y la fabricación de mobiliario a medida, destacando el armario del dormitorio principal y el cabecero de la cama.  

Por último y a parte de la reforma, Loema también llevó a cabo el proyecto de interiorismo de la vivienda. Se diseñó la pared del salón, colocando paneles con molduras decorativas modernas, el alicatado del baño en espiga y con doble color y toda la decoración de la vivienda adaptándonos al estilo de la propietaria.