50 m2

Barrio Salamanca

1,5meses

75

En la reforma integral de Nuestra Señora trabajamos en una vivienda que se había unificado con el piso vecino. El objetivo era modernizar y volver a hacerlo independiente.

Se cambió el suelo de toda la casa y se puso tarima excepto en el baño y la cocina, que son totalmente nuevos y se colocó suelo cerámico.

Quitamos el gotelé de suelo y techo y recuperamos las puertas lijando y dando una capa de pintura.

No solo se buscaba modernizar la apariencia de la vivienda sino también las instalaciones por lo que todas las ventanas, así como el aire acondicionado, la electricidad y la fontanería son nuevos.

Se reubicaron los radiadores y además se colocó un radiador toallero en el baño.

Por último, para individualizar esta vivienda se eliminó la puerta que conectaba los dos pisos en el interior.