Reforma integral de comercio en Chamartín, Madrid


Chamartín

1,5 meses

Comercio de 95m²

En esta reforma, transformamos un local comercial destinado a la venta de comics y videojuegos en un coworking con varios espacios multiusos.

Uno de los aspectos que más se tuvo en cuenta a la hora de diseñar este espacio fue el fin de multiactividad que define a un coworking. Se buscaba un lugar no personalizado y atractivo, para que cualquier persona se sintiese cómoda. La utilización de líneas cromáticas semejantes fue clave para conseguir la “despersonalización” que pedía la clienta.

Además, se aprovechó todo el potencial del sótano oscuro, para convertirlo en un espacio agradable, luminoso y cómodo. La división de las aulas con cristaleras de vidrio templado aporta a la estancia una continuidad visual y más luminosidad. Para hacerlo cómodo y evitar la sensación de cerrado, se aprovecharon los techos altos y se le aportó calidez utilizando falsa vegetación.

Durante la reforma, también se modificó la escalera para adaptarla a la normativa. Se acondicionó un escalón.

Ha sido un proyecto en el que se ha trabajado mucho junto al cliente, se han tenido mucho en cuenta sus necesidades y nos hemos amoldado a sus indicaciones, pero siempre guiándole y aconsejándole lo mejor.  Al ser un coworking, se necesitaban espacios suficientes de almacenamiento sin que se notase. Como el espacio era reducido LOEMA fabricó unos armarios a medida, ubicados debajo de las escaleras para aprovechar el espacio. Otra de las peticiones de la clienta fue un lavabo con efecto óxido y unas puertas correderas de madera y hierro para el baño. Ambas peticiones también fueron diseñadas a medida y fabricadas por LOEMA.

El trabajo de diseño, durante todo el proyecto, fue realizado entre la propiedad y LOEMA.