Si quieres mejorar el nivel de eficiencia energética dentro del hogar te contamos las ventajas aislantes de la pintura térmica. Estas te ayudarán a gastar menos en calefacción y climatización en general, así como otros consejos que te harán economizar en tus facturas energéticas.

Contrata la potencia adecuada a las necesidades de tu vivienda

El primer paso para ahorrar en tu vivienda consiste en reducir a toda costa pagar de más por los servicios de energía. Esto es un factor que muchas veces no se tiene en cuenta a la hora de dar de alta la luz por primera vez. Además de planificar las obras y reformas necesarias en el inmueble hay que saber cómo dar de alta la luz en una vivienda nueva en las mejores condiciones posibles.

No escatimes en averiguar cuál es la potencia de luz que necesitas para elegir el rango correcto antes de proponer tu solicitud para dar de alta la luz con la compañía a tu elección para evitar tener que subir la potencia contratada por haber cometido un error en el cálculo: http://enciclopediaespana.com/subir-potencia-contratada/

Volver a cambiar la potencia de luz, además de suponer un desembolso económico requiere de más tiempo. Si te estás preguntando cuánto tardan en subir la potencia de luz el plazo varía de 15 a 20 días hábiles, porque es necesaria la visita de un técnico para modificar el ICP (Interruptor de Control de Potencia) y hay que pagar de nuevo las tasas obligatorias a la distribuidora. El siguiente paso consiste en contratar una tarifa apropiada a tus hábitos de vida, utilizando un comparador y fijándote bien en las condiciones que propone cada una de las comercializadoras antes de contratar los servicios.

Pintura térmica y otras soluciones para mejorar el aislamiento

A continuación vamos a contarte los beneficios de la aplicación de diversos recursos para que puedas aislar tu vivienda y gastar menos energía:

  • Pintura térmica: tiene cierto espesor por lo que propicia el aislamiento de los techos y paredes donde se aplica. Además, sus propiedades especiales la convierten en la mejor opción para prevenir el moho y la humedad en exteriores e interiores de cualquier tipo de vivienda.
  • Revestimientos aislantes: existen materiales naturales como el corcho y la madera que también protegen y aíslan térmicamente. Por ello, otra solución para mejorar el aislamiento en el hogar consiste en aplicar esta solución en puntos localizados.
  • Paneles aislantes: pueden ser colocados en multitud de superficies tales como suelos, techos, paredes, exteriores… y además de tener función decorativa mejoran el aislamiento del inmueble.
  • Dobles ventanas de PVC y aluminio: son las más herméticas y reducen significativamente la pérdida de energía desde y hacia el exterior. Junto con unas buenas cortinas y persianas son el recurso ideal para regular el nivel de iluminación en cada estancia de la casa.
  • Jardines verticales: una opción estética, ecológica y natural que suaviza la temperatura en invierno y verano, mejorando la calidad del aire.

Para conocer otro tipo de materiales que propician el aislamiento térmico te recomendamos el siguiente artículo con más recursos a tu alcance.

Si te ha gustado este post sobre las ventajas de la pintura térmica y te estás planteando realizar una reforma en tu casa, te interesará leer nuestros consejos: cómo conseguir un mayor ahorro energético y tendencias en pintura 2020.

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

¡Suscríbete a nuestra newsletter!

Si te ha gustado este artículo, te encantarán nuestras newsletter con contenido premium solo para ti ;)

¡Gracias por suscribirte a nuestra newsletter!